Gestión de equipos sin morir en el intento

GESTION DE EQUIPOS

Gestión de Equipos sin morir en el intento, o cómo ser de verdad un "jefe guay"

A todos los que hemos tenido personas a nuestro cargo nos ha pasado que nos hemos equivocado bastante. Si no te has equivocado nunca, probablemente sea porque eres de otro planeta o… porque no lo quieres ver. Y es que ponerte en el lugar de «el que manda» no es tan fácil como pudiera parecer.

Así que en este post os contamos cómo ser un buen líder… o cómo entender mejor al que tienes como jefe.


Detrás del éxito de cualquier empresa, entre otros factores, está un equipo bien engrasado que trabaja hacia la misma dirección. Y una de las formas de crear un equipo así es con un líder que sabe gestionar, motivar y encaminar a sus compañeros hacia un objetivo común. 

Dicho así, queda muy bonito y muy fácil, pero, a la hora de la verdad hay que tener y trabajar ciertas cualidades que normalmente no vienen de serie.

Compromiso: Delegar no significa olvidarse del tema.

Es habitual que muchos directores, jefes, líderes, o como queramos llamarlos, a la hora de liderar un proyecto, pongan mucho entusiasmo y luego… una vez dadas las directrices se olviden del tema. Incluso se olviden de lo que han dicho.

Es básicamente porque estás a otras cosas, pero no viene mal que apuntes al menos lo que has pedido y, si te has comprometido a algo, establezcas las herramientas necesarias para que se cumpla. Un recordatorio que te avise de una llamada pendiente, o un gestor de tareas que te recuerde ese mail de resumen que prometiste enviar.

Ten cuidado de no prometer cosas que luego no haces. Aunque sea porque realmente la tarea no era tan importante para tí y necesitabas delegarla cuanto antes, puedes provocar bastante frustración en los que te siguen y provocar que realmente acabes por no poder delegar nada.

Colabora y mójate, no vale solo con tus ideas.

Todos hemos visto el vídeo de Steve Jobs y nos hemos abrumado por lo impactante de tus ideas. Por desgracia no todos somos así ni hablamos tan claro, y a la hora de la verdad si quieres transmitir un mensaje lo primero que tienes que hacer es colaborar y mojarte. Probablemente después sea innecesario, una vez el equipo se haya acomodado a procedimientos y formas de hacer las cosas.

Pero no des nada por sentado, lo primero, porque nadie te asegura que tu forma de hacer las cosas sea realmente la buena, y porque puede que eso que tienes en la cabeza no sea tan fácil de entender como crees.

Renuncia a tu ego, puede que nunca te entiendan y lo tienes que aceptar.

Mantén una línea de mando y motivación efectiva, pero renuncia a tu ego. No eres el mejor en todo por el hecho de ser el jefe. La escucha activa a los que tienes «debajo» y tu posibilidad de adaptarte y cambiar a mejor es lo que va a hacer que vayáis todos en el mismo camino.

Por otra parte, no esperes que te entiendan o se pongan en tu lugar, a veces tendrás que tomar decisiones que no les gusten y, por desgracia, ser el malo aunque no sea justo para ti. Pero no esperes que tengan que comprenderlo.

Gestiona la adversidad. El caos es constructivo.

Estate preparado para las adversidades. Siempre se van a dar acontecimientos repentinos y, muchas veces te serán desfavorables. La forma en que lo manejes te ayudará a manejar tu equipo para que alcancéis las metas.

La especialización es la clave.

Si tienes un equipo a tu cargo, aprovéchalo. Detectar los puntos fuertes de cada uno es vital, y si eres capaz de hacer que cada uno tenga las tareas asignadas en función a lo que mejor hace, es improbable que fracaséis. Evitarás dupllicidades y aprovecharás la especialización para lograr mejores tiempos y resultados.

Suscríbete y recibe GRATIS nuestros 3 ebooks

Cómo crear una web en Wordpress, realizar el SEO de tu web y manejar tu Linked In de manera profesional. Todo lo que necesitas para comenzar tu estrategia online.

¡Muchas gracias! Estamos en contacto.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest