fbpx

Lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir. Cómo comunicar un error en la empresa.

En una empresa, como en las mejores familias, la gestión de todos los procesos desemboca en errores de forma casi natural. La diferencia entre una empresa que avanza y otra que no lo hace no es porque una se equivoca y la otra no, sino porque una acepta sus errores y aplica cambios, y la otra los ignora. 

Hoy os vamos a hablar de cuando toca comunicar este error. ¿Cómo tenemos que hacerlo de la mejor forma?

Como comunicar cuando has sido tú quien ha cometido el error.

No te fustigues, es habitual que en la gestión diaria ocurran errores y lo mejor es demostrar que sabes reconocerlo. 

  1. Reconoce el error. Esto te da credibilidad y madurez frente a los demás, si te enfocas en culpar a las circunstancias demostrarás que no has aprendido nada.
  2. Transforma el error en un aprendizaje. Enmarca el error en un aprendizaje, te audará a relativizarlo y lo convertirá en una valiosa oportunidad de mejorar. Pregúntate qué puedes hacer para que no vuelva a aparecer en el futuro y, si quieres, trasládale el error a tu equipo.

¿Y si el error lo ha cometido un empleado o un compañero?

Cuando te toca comentarle a alguien que ha hecho algo mal nos encontramos en un escenario diferente, en nuestra agencia de marketing ya nos ha tocado lidiar con ello. En este caso, tu papel se tiene que centrar en tener la empatía suficiente. No basta decir “trátale como te gustaría que te trataran a tí”, sino que tienes que entender que puede que no te comprenda del todo  o que no tengas del todo la razón.

  1. Respeta su privacidad. Comunica el error en un departamento o lugar privado. Ayudará a que os entendáis mejor y a que no se sienta avergonzado.
  2. NO generalices. En este caso, la generalización es  desastrosa. Tienes que encontrar ejemplos concretos de lo sucedido y explicar las consecuencias, pero siempre de forma correcta y centrándote en el detalle.
  3. El error tiene que reconocerlo. Lleva a la persona a una situación cómoda, dale tranquilidad y no le asustes con las penalizaciones o las consecuencias, si no, le pondrás a la defensiva y no aprenderá nada.
  4. Refuerzos positivos. Intenta colocar tu crítica entre dos refuerzos positivos. Es la estrategia del “sandwich de caca”, es decir, di algo bueno, luego el problema, y después vuelve a cerrar con algo bueno. Esto te ayudará a que se sienta más a gusto y te ayude en la resolución.

Recuerda que todo error es una oportunidad. Si quieres que el fallo no vuelva a suceder, seguro que te ayudará a poner medios que mejorarán el día a día de tu empresa. 

Igualmente si necesitas ayuda en esta cuestión no dudes en contactar con nuestra consultoria de marketing y ventas, estaremos encantados de ayudarte.

¿Compartes?:

Más post.

El valor medio del cliente.

Queda muy bien hablar de KPI’s pero son pocas las empresas que realmente los usan. Básicamente porque, al final del día, queda poco tiempo para