[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Consigue que te respondan a los correos: 5 tips imprescindibles

¿Tienes la ligera impresión, o quizá no tan ligera, de que la gente no te responde a los correos que envías tanto como deberían? Pues antes de pensar que tus contactos son un poco «siesos», piensa en practicar algunos de éstos tips para aumentar la tasa de veces que tus correos surten realmente efecto.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»5368″ img_size=»full» alignment=»right»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_custom_heading text=»Escribe tu Asunto como los antiguos SMS» font_container=»tag:h4|text_align:right|color:%2300bcc9″ google_fonts=»font_family:Signika%3A300%2Cregular%2C600%2C700|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal»][vc_column_text]¿Por qué nos preocupamos de éste tema solamente cuando estamos preparando una Newsletter Comercial, por qué no en cualquiera de los correos que enviamos?

El asunto es un clave porque que nos hace juzgar si vamos a abrir el mail ahora para gestionarlo, lo vamos a archivar o directamente no vamos a leer el correo. 

Piensa simplemente en un resumen del correo que vas a enviar «¿Puedes quedar el lunes a las 12? (Que cabe) en vez de «Propuesta reunión» o peor aún, «Buenos días» (que suena a que te voy a contar un rollo tremendo). Lo mejor de un asunto es si directamente puedo responder sin leer el resto del correo, como si fuera un SMS  de los antiguos, al fin y al cabo, el 50% de los correos se reciben en el móvil.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»5575″ img_size=»full» alignment=»right»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_custom_heading text=»¿De verdad el jefe ha de estar en copia?» font_container=»tag:h4|text_align:right|color:%2300bcc9″ google_fonts=»font_family:Signika%3A300%2Cregular%2C600%2C700|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal»][vc_column_text]Es importante que en el campo de «para» sólo pongas a una persona, hemos de dejar claro quién pretendemos que tome responsabilidad acerca de lo que se expone en el correo, si pretendes que lo elijan por ti, probablemente pierdas posibilidades de que el correo se gestione lo más rápidamente posible.

Llegando al campo de «copia» de nuestro mail, muchas veces elegimos poner al jefe de nuestro destinatario por una simple razón, aumenta las probabilidades de que el receptor se ponga las pilas, y para qué nos vamos a engañar, ésto funciona. Sin embargo, trata de no abusar de ésta baza sobre todo si pretendes que el jefe no acabe cansándose de ti y no lea tus mails porque sepa que nunca son de interés.

Es importante que SIEMPRE revises el campo de copia, pasa mucho más de lo que nos gustaría que damos a «responder» y no nos damos cuenta de que hay en copia alguien que no debería.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»5582″ img_size=»full» alignment=»right»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_custom_heading text=»Y cuanto más corta mejor» font_container=»tag:h4|text_align:right|color:%2300bcc9″ google_fonts=»font_family:Signika%3A300%2Cregular%2C600%2C700|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal»][vc_column_text]Qué, quien, cómo, cuándo y dónde.

El primer párrafo del correo, después del correspondiente saludo, tiene que dejar bien claro (si es que el asunto no lo ha hecho ya) cuál es la necesidad que se tiene, cuándo tiene que estar resuelta, por quién y de qué forma.

Parece de perogrullo pero poquísimos correos electrónicos tienen toda la información que hace falta, si alguien te tiene que responder para saber para que le completes tus necesidades no sólo es posible que delegue esa tarea para más adelante, sino que es probable que no estés pendiente de responder y pierdas tiempo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»5583″ img_size=»full» alignment=»right»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_custom_heading text=»Dando por hecho que te has preocupado de que no haya faltas de ortografía» font_container=»tag:h4|text_align:right|color:%2300bcc9″ google_fonts=»font_family:Signika%3A300%2Cregular%2C600%2C700|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal»][vc_column_text]El cerebro humano lee con muchísima más atención un escrito potencialmente atractivo, no sólo por su contenido sino por su forma.

Utiliza negritas, listas, y espacios entre párrafos para asegurar un texto agradable para la persona a la cuál está destinado. No sólo favorecerás que la persona lea tu correo, sino que te tenga en mejor consideración.

Potenciar con negritas el mensaje principal del correo aumenta considerablemente las posibilidades de que el destinatario del mismo se ponga a realizar la tarea que necesitas, o bien te responda.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»5581″ img_size=»full» alignment=»right»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_custom_heading text=»Un poquito de por favor» font_container=»tag:h4|text_align:right|color:%2300bcc9″ google_fonts=»font_family:Signika%3A300%2Cregular%2C600%2C700|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal»][vc_column_text]Infinidad de correos llegan todos los días sin que se sepa de quién son. Y si lo que queremos es que la persona que reciba el correo se tome la molestia de responder… ¿No es lo mínimo que se merece? Principalmente cuando ésa persona no sabe quién eres.

Un gesto de amabilidad, un qué tal, o un simple ¡Vaya viernes! generan empatía y potencian las ganas de iniciar una conversación.

La presentación en un inicio, y la firma, son fundamentales en cualquier correo que pretenda ser atendido. Un estudio de Boomerang determinó que los correos con componentes emocionales o amables tenían un índice de respuesta 15% superior al resto.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

¡Dejanos un comentario!

¿Qué te parece? ¿Qué técnicas utilizas tú para favorecer que te respondan al correo? ¿Estás de acuerdo con algunas de las técnicas, como hacer un asunto resumen, o no poner excesivamente al jefe en copia?

¡Cuéntanos!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.