Si eres un «fiera» que ya estás hecho a la definición de «Compra Programatica» probablemente no vayas a encontrar nada nuevo en éste post. Pero, si te decimos que muy probablemente lleves haciendo éste tipo de compra de medios desde hace mucho tiempo, y no lo sabías, entonces seguro que aprenderás algo nuevo si sigues leyendo.

La Compra Programatica de Publicidad permite tanto a los anunciantes como a los propios medios ofrecer rentabilidad en las campañas, porque permite que, entre los anunciantes y las marcas puedan darse las siguientes características:

 

 

 

 

Muy bien, pero: ¿Aquí donde está la madre del cordero? Es decir… ¿Y todo ésto cómo se hace?

Aquí a quien tenemos que tener muy en cuenta es al «Ad Exchange» que es aquel que, mediante o gracias a Big Data, establece la relación más eficiente posible entre los anunciantes y los medios.

Las Ventajas de la Compra Programatica son muchas, claramente la primera es la rentabilidad y es que al usar metodologías casi científicas de análisis de datos a nuestra publicidad estamos gastando de forma más inteligente.

La segunda viene de la mano de lo que se conoce como «Performance Marketing» y que no es más que impactar en cada tipo de usuario con creatividades diferentes: no le voy a mostrar el mismo anuncio a una mujer de 25 años que a una de 50, o que a un hombre.

Si ya tenemos la suerte de poder combinar éstas estrategias con la información que nos ha aportado un buen CRM de nuestra empresa, imagina la cantidad de posibilidades que se nos ofrece para la venta cruzada, o simplemente para no ofrecer productos a aquellos que ya nos han comprado. Uno de los principales inconvenientes de la compra programática es el fraude generalizado. Esa idea que tienes de que tu competencia está haciendo click en tus anuncios no está libre de culpa y tampoco que muchos medios tienen que trabajar en la trasparencia que aportan a anunciantes y marcas.  El fraude está favorecido por el hecho de que la oferta de contenido online de momento supera con creces la demanda.

La segunda desventaja son los costes, ofrecer creatividades diferentes para cada target significa multiplicar el trabajo en creatividad, lógicamente. Otro coste no siempre esperado es que cada target no siempre cuesta lo mismo, su coste puede cambiar por épocas del año o incluso para diferentes horas, por eso es importante que una agencia de medios nos asesore sobre cuánto, cómo y dónde invertir. 

21 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.