fbpx

De la misma forma que lo hacemos con la contabilidad o con la limpieza, hay un momento en toda empresa en que surge el momento de plantearse que otra empresa realice acciones imprescindibles para nuestro funcionamiento, porque o bien nos dan la seguridad de que se van a hacer de forma correcta, o bien nos quitan cierto trabajo que creemos fundamental hacer nosotros.

Pero el marketing, ¿Puede externalizarse igual? Existen algunos matices que tenemos que tener en cuenta cuando queremos tomar ésta decisión:

1. No podemos externalizar todo el marketing, porque el marketing es mucho más amplio de lo que muchas veces nos paramos a pensar.

externalizar marketing

 

 

El marketing es un amplísimo término que engloba prácticamente todo en una empresa. Es decir, desde el diseño de nuestra marca a nuestra forma de tratar y vestir a nuestros trabajadores puede considerarse perfectamente el marketing de una empresa.

Sería imposible externalizar todo el “marketing” de nuestra empresa a no ser que estuviésemos dando a otra empresa pleno control sobre todo lo que somos, hacemos, decimos y conseguimos, además de que es imposible que una empresa triunfe de alguna forma si sus gestores no tienen conocimientos básicos de marketing en general.

Es importante que las empresas que surgen ahora (Principalmente pequeñas y muchas veces unipersonales) tomen conciencia de que, de la misma forma que es vital saber por qué pagan el IVA, lo es también saber cómo definir nuestra imagen, los productos de nuestra empresa, dónde está nuestro público objetivo, cómo se comporta, etc.

2. Erase una vez la historia del marketing 360º.

Nuestro mercado (maltratatado mercado) ha visto que invirtiendo relativamente poco dinero (como el que se invierte en el posicionamiento en buscadores o las redes sociales) se consiguen muy buenos resultados y ha optado por invertir en éste tipo de promoción pese a que fue de las primeras cosas que se recortaron durante la crisis.

¿Qué suele pasar a continuación? (generalizando mucho, claro está) Una vez ésta pequeña empresa empieza con el posicionamiento en buscadores se encuentra con un proveedor que, casi siempre acertadamente, le dice que si mejora su web, su identidad corporativa, o su inversión en publicidad, probablemente obtengan más conversión.

A veces ésta empresa cuenta con especialistas en ésos temas, a veces no. A veces son buenos, y a veces no. Pero eso no lo sabemos porque normalmente hemos delegado en ellos todo nuestro “marketing” y no somos conscientes de que estamos delegando demasiado.

externalizar marketing

La suerte que tenemos es que contamos con una buena cohorte de nuevas empresas de marketing que son extremadamente creativas y eficientes, pero las probabilidades de éxito son exactamente las mismas que cuando dejamos pleno control a una asesoría sobre nuestra contabilidad sin saber cómo se calcula el IVA; pueden existir o no, pero la clave es que estamos dejando nuestro destino en las manos de otra empresa.

Contamos ésta historia porque es nuestra propia historia. Nos vimos ofreciendo marketing integral hasta que nos dimos cuenta de que no éramos punteros en todas las áreas que muchas veces se precisaban, y que tomábamos decisiones que no nos debían competir en absoluto.

En resumen: Es imprescindible que la empresa tenga pleno conocimiento de por qué hace cada cosa que hace, y haya tomado sus decisiones conscientemente, no sólo por no delegar demasiado sino por saber también valorar y ayudar a hacer mejor su trabajo a nuestro proveedor elegido.

3. Por ello, ¿Cuál es la decisión que debemos tomar?

La decisión que tenemos que tomar no es si debemos contar o no con una empresa para que gestione nuestro “marketing”, sino que tenemos que aprender a saber y comprender qué necesitamos y por qué, no sólo para mejorar procesos sino para poder mantener un control de la calidad.

Este conocimiento es importante no solo porque nos ayudará a evaluar si la empresa con la que estamos contando se adapta a lo que necesitamos en cada momento, sino que nos va a ayudar a escoger el mejor proveedor para cada cosa, porque no siempre tiene que ser el mismo.

No tiene que ser el mismo proveedor quien nos gestione las redes sociales al que nos haga los contenidos, ni quien haga el posicionamiento en buscadores quien gestione nuestra presencia en medios. Y si lo es, hemos de asegurarnos de saber lo suficiente para poder controlar si ese trabajo es el mejor para nuestra estrategia, estrategia que es imprescindible que hayamos decidido nosotros (nosotros mismos o mediante una empresa dedicada a la estrategia).

Cuando una empresa externaliza muchas veces se duerme en los laureles. Piensa: “Bien, ésta parte la tengo controlada así que ahora a otra cosa mariposa”. Sin embargo, siempre que sacamos una parte de nuestra empresa de nuestro control es imprescindible que establezcamos mecanismos de vigilancia y que no nos durmamos a la hora de buscar siempre mejores opciones, sobre todo en algo tan importante como nuestro marketing, que en ocasiones lo es todo.

¿Compartes?:

Más post.